Nueva orientación de la unidad

La Unidad de Inteligencia Financiera y Económica (UIFE) del gobierno de Nuevo León pasará a formar parte de la Fiscalía General del Estado, adoptando el nombre de Fiscalía Especializada en Inteligencia Financiera (FEIF). Esta decisión marca un cambio significativo en la gestión de recursos y la estrategia de investigación en el estado.

Fin de una disputa prolongada

Tras meses de controversia y disputa, la administración encabezada por Samuel García ha decidido acatar la resolución emitida por la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Esta medida implica la transferencia de la Unidad de Inteligencia Financiera y Económica a la Fiscalía General del Estado, despojando así al gobierno estatal de una herramienta clave en la obtención de información sobre sus adversarios políticos.

Cambios legislativos y autonomía

El decreto 196, recientemente publicado, ha llevado consigo modificaciones en los artículos 2, 10 y 33 de la Ley Orgánica de la Fiscalía General de Justicia. Estas reformas establecen la creación de la Fiscalía Especializada en Inteligencia Financiera como un órgano autónomo dentro de la estructura de la Fiscalía General del Estado.

Funciones y competencias de la fiscalía

La Fiscalía Especializada en Inteligencia Financiera tendrá la responsabilidad de investigar casos relacionados con el enriquecimiento injustificado, operaciones con recursos de procedencia ilícita y delitos contemplados en el Código Fiscal del Estado. Su ámbito de acción abarcará la generación, obtención, análisis y consolidación de información financiera, fiscal y patrimonial, con el objetivo de esclarecer presuntos actos ilícitos.

Antecedentes de la disputa

La polémica en torno a la Unidad de Inteligencia Financiera y Económica se originó en junio de 2022, cuando el partido Acción Nacional presentó una reforma legislativa. Esta iniciativa surgió a raíz de acusaciones sobre el uso indebido de la UIFE por parte del gobierno estatal para fines políticos, como el supuesto «compra» de diputados.

Resolución judicial y cumplimiento gubernamental

A pesar de la aprobación inicial de la reforma por parte de los partidos PRI y PAN, el gobierno de Nuevo León impugnó la medida, dando lugar a una controversia constitucional. Finalmente, en noviembre del año pasado, la Suprema Corte de Justicia de la Nación falló a favor del Congreso estatal, obligando al Ejecutivo a acatar la decisión y proceder con la transferencia de la UIFE a la Fiscalía General del Estado.

Implementación y próximos pasos

La implementación del Decreto 196 se hizo efectiva con su publicación en el Periódico Oficial del Estado. Según lo estipulado, el encargado del despacho de la Fiscalía, Pedro Arce Jardón, cuenta con un plazo de 60 días para nombrar al titular de la nueva Fiscalía Especializada en Inteligencia Financiera. Además, se establece la obligación de la Secretaría de Finanzas y Tesorería General del Estado de proveer los recursos necesarios para el funcionamiento inicial de esta nueva instancia.

En conclusión La transferencia de la Unidad de Inteligencia Financiera y Económica a la Fiscalía General del Estado representa un cambio significativo en la estructura de gobierno y en las estrategias de combate a la corrupción en Nuevo León. Este movimiento, impulsado por la resolución judicial y la voluntad gubernamental, busca fortalecer las capacidades de investigación y procuración de justicia en el estado.

Conoce aquí La Canasta Básica en México

Publicado por: Editor Minuto30

Compartir:
  • Comentarios
  • Anuncio